Searching for Sugar Man

Cuando se conjugan de forma tan excepcional dos artes tan honorables como cine y música -haciendo el resultado, por tanto, igual de recomendable para melómanos y cinéfilos-, en medio de un espectáculo de espíritu tan didáctico que supera lo inquebrantable y se filma, además, la (quebradiza) capacidad de elegir -entre el anonimato y la fama, la sencillez y el lujo, la convicción frente a la tentación- o hasta qué punto unas -combativas- melodías puede cambiar la mentalidad de todo un país, surgen obras como Searching for Sugar Man (Malik Bendjelloul, 2012). Enésimo paradigma de que la realidad supera la ficción, no es casualidad que este documental sueco venga respaldado por el aplauso unánime de la crítica internacional, atesorando una inabarcable carrera de premios que culminó con el muy merecido Oscar. Más emocionante que el mejor de los melodramas, más intrigante que el título policial más elaborado, más reivindicativa que el thriller político con mejores intenciones  y más ejemplar en el campo periodístico que muchos de los reportajes de investigación que ocupan diariamente los medios de comunicación, Searching for Sugar Man nos traslada en un apasionante viaje a principios de los 70 para arrojar luz sobre la enigmática figura de Sixto Rodríguez, solista estadounidense que se convirtió en todo un icono en Sudáfrica tras filtrarse en el territorio una grabación casera de sus dos trabajos discográficos, Cold Fact (1970) y Coming from Reality (1971), tras haber resultado un sonoro fracaso comercial en el resto del mundo.

searching-for-sugarman-poster1 Sigue leyendo

Anuncios