María y yo

A la interminable (y necesaria) lista de documentales capaces de diseccionar, con mayor o menor tino, algún tipo de discapacidad, viene a agregarse María y yo (Félix Fernández de Castro, 2010). Sin embargo, este conmovedor documento audiovisual basado en el cómic de Miguel Gallardo y que pivota en torno a María, una niña diagnosticada de trastorno autista, se distancia de sus homólogos gracias a su férrea y singular personalidad. En primer lugar, el enfoque -tierno, humano, con ese aureola de vitalidad que engrandece la película- con el que el director observa este drama hace olvidar que, en efecto, nos está contando algo de naturaleza trágica. De Castro lo consigue al elaborar más una radiografía de la relación que tiene la joven con sus progenitores que de la propia enfermedad mental en sí. En este sentido, la complicidad que se establece entre María y su padre -el verdadero grueso del documental-, resplandece sobre un conjunto ya de por sí lo suficientemente sólido y robusto como para que el personal, sin dejar nunca de tomar conciencia sobre lo que esconde la superficie, se encariñe con ese hombre que va más allá del referente absoluto.

Resize-of-MARIA-Y-YO2

Sigue leyendo

Anuncios