Marcel Barrena, director de 100 metros: “Dani Rovira se ha dejado la vida en cada secuencia”

Es uno de los directores españoles clave de este 2016 a punto de acabar. Buena parte de culpa de ello la tiene su película “100 metros”, una de las cintas más aplaudidas del año. Basada en la historia real de Manuel Arroyo, paciente de esclerosis múltiple famoso por completar maratones y un triatlón después de que sus médicos no le dieran esperanzas ni de andar 200 metros, la película pretende ser un altavoz que sirva no sólo para dar a conocer una enfermedad poco conocida -a pesar de los 50.000 pacientes diagnosticados en España-, sino para pedir más amparo social e institucional hacia los que la sufren. Protagonizada por Dani Rovira, hacia quien el director solo tiene palabras de gratitud –“nunca tendré suficientes palabras de agradecimiento y admiración hacia él”, afirma-, Karra Elejalde y Alexandra Jiménez, sin duda este proyecto que ha costado 3 años levantar y sacar adelante ha sido decisivo para situar al director, guionista y montador español Marcel Barrena en primera línea de los directores más a tener en cuenta de este país. No os perdáis esta entrevista en la que pasamos a conocerle más a fondo.

director-de-100-metros

Barrena afirma que el humor era “una de las claves” a la hora de hacer llegar su película “100 metros” al público.

Tanto en tu anterior película, Món petit, como en 100 metros, cuentas casos reales. Está claro que eres de los que piensa que en la vida real hay historias lo suficientemente potentes para ser llevadas a la gran pantalla

Para mí no hay historias como las de verdad, por eso amo el documental, porque tiene elementos de verdad a los que el cine no puede aproximarse tanto. Para mí, el cine funciona de verdad cuando hay emoción, y qué más emoción que la que hay en  una historia real. Ahora bien, eso no quiere decir para nada que a ficción sea peor que la no ficción; solo que en este momento de mi vida he encontrado estas historias que han conectado conmigo. Además, lo interesante es el “Inspirado en”, porque eso te deja jugar todo lo que quieras, y eso aporta lo mejor de la ficción con lo mejor de la realidad. El cine es siempre jugar con las historias.

Una de las cosas que más sorprende de 100 metros es su sentido del humor. ¿Era requisito fundamental no caer en el melodrama y hacer una película vitalista, que desprendiera buen rollo?

Totalmente. No solo para el público, sino también para ser justos con el personaje real de Ramón Arroyo, su forma de ver la vida y, en general, con muchos de los pacientes de Esclerosis Múltiple. Esta película está dedicado a ellos y la película tenía que ser un canto a la vida, tenía que ser luminosa, porque es lo que me transmitían que necesitaban, hablar en positivo. Además, la película tenía que llegar al mundo para poner sobre la mesa esa cuestión. Si hacía una película triste no lo hubiéramos logrado, hacer una película que vieran 4 no hubiera ayudado a nadie, así que para mí era fundamental hacer una película para el público, para dar a conocer el tema. Y el humor era una de las claves.

¿Cómo valoras la actuación de Dani Rovira en un registro muy diferente al que nos tiene acostumbrados? ¿Crees que se compenetra bien con el personaje de Karra?

Nunca tendré suficientes palabras de agradecimiento y admiración por Dani. Dani da todo lo que tiene en esta película y todo lo que esta película necesita. Se ha dejado la vida en cada secuencia. Aguanta toda la trama en sus hombros, da comedia, da drama, y todo en uno. Su implicación fue total, y su compenetración con Karra… qué voy a decir yo de esto. El mérito es totalmente de ellos dos, ya venían con eso de casa, y con el trabajo que hicieron con Emilio Gutiérrez Lázaro en “8 apellidos”.

 ¿Fue muy difícil sacar adelante la producción y posterior rodaje de la película?

Hacer una película es siempre muy duro pero esta ha sido relativamente rápido. Hemos tardado dos años largos en terminar, pero se generó un efecto imán en el que todo el mundo se implicó al 100%. Siempre tuvimos la idea de que esta historia había que contarla, que estábamos haciendo algo que podía trascender a una película.

 ¿Considerarías “100 metros” como una película terapéutica?

Al ver la reacción del público diría que sí. Miles de personas nos han escrito para darnos las gracias, pero sobre todo pacientes y médicos, gente que sabe de lo que hablamos, gente que se siente identificada porque lo sufre cada día nos escribe mensajes muy bonitos y emotivos por hacer un canto a la vida que, al final, todos necesitamos escuchar.

1480611238_345954_1480611378_noticia_normal

Karra Elejalde y Dani Rovira vuelven a compartir protagonismo en una película tras el “boom” de “8 apellidos vascos” y su secuela.

¿Está previsto que la película concurse en Festivales o se proyecte fuera de nuestras fronteras?

La película se va a ver en todo el mundo a través de distintos medios y cines. Ha sido una de las cosas que más feliz me han hecho.

 ¿Cuáles son tus referentes en el mundo del cine? ¿Hay algún director que admires especialmente?

Por admirar admiro a todos los que luchan en esta jungla para sacar adelante honestamente sus películas. Cualquier obra me merece todos los respetos porque sé del dolor que implica. Luego, si tengo que elegir, elijo dos: Spielberg y Woody Allen. Sus películas han hecho mi cinefilia.

 Muchos profesionales de la industria del cine que he tenido la ocasión de entrevistar se quejan de que falta una industria cinematográfica en España. ¿También eres de los que piensan que no existe una industria del cine como tal?

Bueno, la industria somos todos. Todos formamos parte de ella. Quizá no hay una estructura jerarquizada, pero sí hay pilares y tejido. Hay empresas muy potentes en España capaces de levantar películas enormes. En realidad en Hollywood pasa igual, hay grandes estudios y productoras pequeñas. Tenemos las academias, los grandes grupos, estrellas…

 ¿Crees que los españoles son conscientes de lo que mucho que aporta el cine a su país?

Para nada. Todavía se leen frases como “Me ha gustado tu peli, no parece española”. Esto es absurdo. O que todavía digan que el cine está subvencionado, cuando es el cine quien subvenciona al estado. O que alguien mire cuántos impuestos va a pagar “Un monstruo viene a verme”. Hay una gran falta de información, algo que se ha provocado a sabiendas, y hay una gran falta de cultura. Si se pusiera el cine en las escuelas todo cambiaría.

Por último, ¿qué valoración haces de plataformas como Netflix? ¿Crees que servirá para apoyar e impulsar el cine español?

Y tanto. Yo estoy encantado como usuario y es otra gran plataforma para producir contenido. Siempre es buena noticia que haya empresas dispuestas a invertir en nuestro talento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s