Alberto Marini: “La crisis ha agudizado la creatividad”.

No podía imaginar Alberto Marini (Torino, 1972) cuando era niño y se deleitaba con las películas de Dario Argento que de mayor se convertiría en uno de los profesionales más destacados dentro del thriller y el cine de terror español. A pesar de nacer en Italia, donde ejerció de abogado, Marini ha desarrollado la mayor parte de su carrera en España, donde lleva viviendo casi 20 años. Aclamado por su original guión de Mientras duermes (Jaume Balagueró, 2011) o el de las más recientes Extinction (Miguel Ángel Vivas, 2015) o El Desconocido (Dani de la Torre, 2015), el también productor y montador debuta ahora como director de cine con Summer camp (2016), un trabajo rodado en inglés que el propio cineasta define como una “película honesta y hecha con cariño para entretener sin más pretensiones”. Una opera prima para la que ha contado con un padrino de lujo, su amigo Jaume Balagueró, para el que se deshace en halagos: “es un amigo sincero y desinteresado y alguien extremadamente meticuloso. Es un grande”. Tras ver como su primer largometraje triunfa por todo el mundo, Marini aspira seguir trabajando en películas globales, no limitadas por un territorio. “Aspiro a crear historias universales”, asegura con rotundidad. Y nosotros encantados de disfrutarlas. 

1394551191319_0570x0342_1394614140037

Alberto Marini afirma que se siente “un privilegiado” por haber estrenado su opera prima, “Summer Camp”, en el prestigioso Festival de Sitges.

¿Qué se siente al haber presentado tu opera prima en un festival tan importante como Sitges?

Me siento un privilegiado. Ya disfruto al cubo yendo cada año como espectador. Y con una peli en sección oficial ni te cuento. Este año hemos tenido la suerte de participar en muchos festivales por el mundo, de EEUU a Corea, pasando por casi todo el circuito europeo de los Melies. Pero en Sitges jugábamos en casa. Ver la peli allí, con el equipo, los amigos y con el público habitual de Sitges, no tiene precio. Nunca lo olvidaré. Y, de hecho, cada vez que me cruzo con Angel Sala o Mike Hostench siento el irrefrenable instinto de darles un abrazo.

¿Crees que el cine de terror español goza de buena salud?

El cine español sí, el cine de género español no demasiado. Creo que la crisis nos ha complicado la vida a muchos sino a todos, pero ha tenido un efecto positivo en cuanto a la comercialidad de los proyectos. Se puede discutir si ahora mismo se hace mejor o peor cine con respecto al pasado, pero creo que es bastante evidente que ahora se hace más cine pensado para el público. Desafortunadamente ocurre que el terror ya no está de moda en nuestro mercado. No es un tema de calidad de producciones. Es un tema de público y gustos, en contra tendencia con otros mercados como América Latina y Asia. Son modas. Y como toda moda que no gusta, espero y confío que pase pronto.

Siempre has sentido predilección por lo fantástico y lo desconocido, ¿te gustaría seguir anclado a este género o te gustaría probar suerte, por ejemplo, en una comedia?

La comedia es un género que me parece extremadamente difícil. Tal vez soy cobarde, pero precisamente por eso,  ni lo intento. Me siento más cómodo con el thriller y el terror. Y eso sí, con el cine de evasión y fantástico. Más nos alejamos de la vida real y cotidiana, más me siento a mi gusto.

Tu película “Summer camp” se encuadra dentro del subgénero del slasher, ¿recuerdas algún slasher que marcara de alguna manera tu infancia o juventud?

Creo que Summer camp se encuadra en el slasher solo por su título y su localización. Si después ves la peli, descubres que no es para nada uno slasher. Es parte del juego que hemos intentado proponer al público, de expectativas y sorpresas. En cuanto a los slashers, no voy a ser nada original. El que más me gusta es Scream (Wes Craven, 1996) y con diferencia. Soy un mega fan de su guión.

¿Por qué crees que los espectadores deben ir a ver “Summer camp”? ¿Qué elementos van a encontrar en ella que puedan sorprenderles?

Creo que el espectador verá una película honesta. Una película hecha con cariño para entretener sin más pretensiones. Una película cañera, adrenalínica, gamberra que no se toma demasiado en serio  a sí misma. Con la guionista Danielle Schleif y Jaume hemos intentado de perfilar una infección algo novedosa. Una infección que nos permite ofrecer un juego de gato y ratón en el que los papeles se cambian continuamente.

¿Qué ha sido lo más difícil a la hora de sacar adelante esta película?

Pues que te tomaran en serio como director. Afortunadamente tuve un padrino excepcional que ha aportado credibilidad y captado el interés del mercado. Jaume Balagueró, una vez más (y ya van muchas), me ha demostrado ser un amigo sincero y desinteresado.

original

Marini afirma que lo más difícil a la hora de sacar adelante esta película es que lo tomaran en serio como director, una tarea que fue mucho más fácil gracias a su padrino Jaume Balagueró.

¿Qué recuerdos guardas de tu etapa como guionista de REC? ¿Cuándo la estabas escribiendo eras consciente del punto de inflexión que supuso esta película para el cine español de género?

En REC me encargué de la producción ejecutiva. Del guión se encargaron Jaume, Paco y Luiso Berdejo… y seguramente por ello la peli salió tan bien. Bueno, en cuando a la pregunta, creo sinceramente que ni los directores/guionistas, ni yo, ni nadie en Filmax éramos conscientes del brutal éxito del film. REC se parió como un experimento, casi como un proyecto lúdico de Paco y Jaume. Y creo que precisamente por eso salió tan bien

Tu carrera profesional siempre ha estado ligado a Jaume Balagueró, productor de la cinta. ¿Qué es lo que más admiras de él como profesional?

Admiro muchas cosas de Jaume. Digamos que le envidio casi todo, menos su pelo. Jaume es primero de todo una persona que sabe escuchar. Y saber escuchar es algo importante y bastante poco común en este sector. Le conozco desde casi veinte años, pero sigue sorprendiéndome la facilidad con la que traslada lo que pone el guión en imágenes tan poderosas. Me gusta como sabe amoldar su storytelling de director  a la historia que cuenta, pero sin perder su sello personal. Es extremadamente meticuloso. Vive y sufre sus películas, dedicándose a ellas con alma y cuerpo. Es un grande.

¿Crees que el cine en general atraviesa una etapa de de falta de creatividad o, por el contrario, el cine está demostrando que en época de crisis se agudiza el ingenio y se pueden ofrecer productos originales y novedosos?

Lo segundo. La crisis ha agudizado la creatividad. Competir es cada vez más difícil y para salir adelante hay que pensar más antes. Creo que es de lo poco positivo que ha traído la crisis.

Si tu película tiene éxito, ¿estás preparado para dar el salto a Hollywood como han hecho otros directores? ¿Te gustaría?

Personalmente, vivo muy bien en Barcelona y no hace falta ir a Hollywood para trabajar con los estudios. De hecho uno de los productores de Summer Camp es Lionsgate, pero la peli la rodamos a pocos kilómetros de casa.

Lo que me gustaría es seguir trabajando en películas para el mercado global, no limitadas a un territorio concreto. Lo de que estoy orgulloso con Summer Camp es que hemos fabricado aquí un film para el mercado global. Los 800 mil espectadores que la película ha tenido de momento en México, Malaysia y EEUU creo que demuestran que por lo menos hemos conseguido el primer objetivo de la película: crear una historia universal. Es lo único que me importa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s