Inés París: “El humor soez no me interesa ni como autora ni como espectadora”

Entre todos los méritos de la impecable trayectoria de la directora y guionista Inés París hay uno especialmente destacable: el haber escrito y dirigido una película que le gusta a todo el mundo. No son palabras gratuitas: La noche que mi madre mató a mi padre”, Premio del Público en el Festival de Málaga, es una de esas películas que confían ciegamente en el poder del boca-oreja como principal herramienta de promoción, ya que desde su primer minuto consigue lo que busca: que los espectadores se rían a carcajada limpia durante su hora y media. Lo más meritorio es que lo consigue recurriendo al humor inteligente, huyendo de lo zafio y chabacano –“trato a los espectadores como me gustan que me traten a mi cuando voy al cine: como una persona que se quiere divertir con algo original y no con bobadas”, confiesa la autora- y con una acción que transcurre prácticamente en un único escenario. Además de desgranarnos aspectos desconocidos de su último trabajo, en esta jugosa entrevista Inés París nos cuenta cómo es su relación actual con Daniela Féjerman -con quien dirigió sus dos primeros largometrajes-, si piensa que la comedia está infravalorada por la crítica o la importancia que le da a los títulos de sus películas. Pasen y descubran más a fondo a una de las figuras cinematográficas claves de este 2016. 

9235_1

La primera pregunta es obligada: todo el mundo que está viendo tu última película está saliendo encantado. ¿Te esperabas una respuesta tan positiva por parte del público?

Nunca se sabe qué va a ocurrir pero la verdad es que casi desde el primer momento, cuando tuve la idea, sabía que podía ser una película original y muy divertida. Conseguí (con mucho trabajo y numerosas “versiones”) un buen guión. Tuve a los actores que quería  y un equipo técnico de primera. Al acabar el rodaje ya estaba muy contenta, y el montaje todavía mejoró más la película, así que SÍ, esperaba qué gustase. Cruzaba los dedos y temía que la falta de dinero para promoción nos perjudicase, pero estaba muy esperanzada.

Una de las cosas que más llama la atención de tu último trabajo es su atractivo título: “La noche que mi madre mató a mi padre”. ¿Hasta qué punto un buen título o un título interesante es importante a la hora de estrenar una película?

Es MUY IMPORTANTE. De hecho te ayuda a vender el mismo concepto, el guión y después la película. A mí, los títulos, o se me ocurren en el primer momento (caso de “A mi madre le gustan las mujeres”-mi primera película- y esta) o nunca terminan de convencerme.

¿Cómo ha sido la experiencia de estrenar la película en el Festival de Málaga, donde ha conquistado el Premio del Público?

Fantástica. Tuvimos un pase increíble: muchas risas, aplausos en mitad de la proyección y una ovación final inolvidable.

Una de las grandes sorpresas del film es Patricia Montero, que seguro va a sorprender a todos. ¿Eras consciente que podría sorprender tan positivamente antes de empezar a rodar?

Confiaba en ella y ya en los ensayos vi que se arriesgaba, probaba y trabajaba duro… hasta que las dos estuvimos convencidas de que ya tenía el personaje. También Belén Rueda la ayudó (y me ayudó) mucho porque las dos tiene varias secuencias juntas que ensayaron una y otra vez. En el rodaje lo hizo maravillosamente. ¡Y eso que rodábamos toda la noche y la pobre estaba en las primeras semanas de embarazo!

malaga5-a

Inés París (en el medio) acompañada de dos de las protagonistas de su último largometraje: Belén Rueda y Patricia Montero. Ésta última es una de las grandes revelaciones del film.

Tus dos primeras películas las dirigiste y escribiste junto a Daniela Féjerman, ¿qué relación tienes actualmente con ella? ¿Has podido ver su película “La adopción”?

Me llevo muy bien con Daniela. De hecho la llamé para que se uniese al equipo de guionistas que coordiné el año pasado para una serie. Daniela tiene mucho talento, inteligencia y humanidad. “La adopción” es una gran película que destila verdad. Se hubiera merecido un reconocimiento mayor en los Goya.

Está claro que la comedia es uno de tus géneros predilectos, ¿crees que la comedia sigue estando infravalorada por la crítica?; ¿Por qué es tan raro ver a una comedia alzarse con los máximos galardones en los Oscars o los Goya?

La comedia es un genero muy difícil e interesante. Hay grandes comedias que forman parte de la Historia del Cine, pero me temo que una gran parte de los críticos son gente con poco sentido del humor y que no conectan con el gusto general de los espectadores. De todas formas yo no me puedo quejar. La mayoría de las criticas que he tenido por esta película han sido buenas. Ya veremos los Goya.

Aunque “La noche que mi madre mató a mi padre” es una comedia para partirse de risa, en ella podemos apreciar varios dardos de crítica social, como el machismo en el mundo del cine o el egocentrismo. ¿Huyes del humor facilón y apuestas por el humor con trasfondo?

En mis historias, inevitablemente, está presente mi visión del mundo: mis ideas, gustos e influencias pero no expuestas como un “discurso” sino formando parte de una historia. Por otra parte trato a los espectadores como me gusta que me traten a mi cuando voy al cine: como a una persona que se quiere divertir pero con algo original e inteligente, no con bobadas, mal gusto o humor soez. Es a mi eso no me divierte ni interesa. Ni como autora ni como espectadora.

Es una pena que películas como la tuya queden ensombrecidas en la cartelera por los grandes taquillazos americanos y que mucha gente la desconozca por el exceso de promoción, ¿confías en el buen boca-oreja que está teniendo como principal herramienta de promoción?

Confío muchísimo en el boca-oreja pero no dejo que lamentar que no tengamos más promoción. No entiendo que TVE,  que son los que han comprado los derechos de emisión de la película, no se impliquen más y pongan anuncios en sus cadenas y radios. Me parece una pena.

recorte (1)

Inés París dando instrucciones a los actores en pleno rodaje de “La noche que mi madre mató mi padre”, una película rodada en tiempo récord (5 semanas) y prácticamente en un único escenario

Has participado en el guión de todas tus películas, en este último caso con Fernando Colomo. ¿Cómo ha sido escribir esta película con él?

Con Fernando Colomo no he escrito el guión sino que he “escaletado”, es decir, he pensado la historia y la he “organizado”. La escritura propiamente,  los diálogos y los cambios que ha habido de una versión a otra los he hecho sola pero escuchando siempre su opinión y la de la productora, Beatriz de la Gándara, que es muy buena comentarista de guiones.

Por último, ¿cuánto tiempo duró el rodaje de la película? ¿Tuviste que dejar mucho material en la sala de montaje?

Rodamos muy deprisa, en 5 semanas. Es la película para la que he tenido menos tiempo (el presupuesto no permitía otra cosa) pero también es cierto que gran parte de la acción transcurre en una única localización y que además contaba con un equipazo de grandes profesionales, así que no era un “imposible”. Decidí rodar con dos cámaras al hombro -y dos operadores estupendos: Néstor Calvo, Director de Fotografía, y Javier Alomar-, con lo que me llevé mucho material a la sala de montaje. Sin embargo no todo era un material “perfecto”,  los pobres foquistas las pasaron canutas porque rodábamos a toda velocidad. ¡Gracias a Dios que Ángel Hernández Zoido es una gran montador y me ayudó mucho a sacar partido de lo que había!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s