Hugo Stuven: “Durante el proceso de rodaje de una película nunca hay que perder la ilusión”.

Está a punto de estrenar su primer largometraje como director pero Hugo Stuven no es un recién llegado al mundo audiovisual. Con varios cortometrajes y un documental a sus espaldas, este cineasta que también se dedica a la escritura -su primera novela “El faro de las lágrimas perdidas” fue finalista del Premio Minotauro en 2010- también ha trabajado como realizador en publicidad y en el equipo de dirección de películas como Crimen Ferpecto (Álex de la Iglesia, 2004) o Alatriste (Agustín Díaz Yanes, 2006), entre otras. En esta entrevista el madrileño nos habla en profundidad de Anomalous, su primera película como director que competirá en la sección oficial del prestigioso Festival Internacional de Cine Fantástico de Brasil. Definida por él mismo como un “thriller psicológico opresivo sobre la culpa y cómo el ser humano reacciona ante ella”, se trata de una ambiciosa opera prima de casi 4 millones de euros de presupuesto rodada en inglés y ambientada en Nueva York con un reparto en el que brillan Lluís Homar o Edgar Fox. Además de contarnos cómo ha sido trabajar con ellos y del duro proceso para sacar adelante esta película, Hugo nos adelanta en esta entrevista las claves de su segundo film. Pasen y descubran a uno de esos talentos que van a sonar con fuerza este 2016.

IMG_5863

Hugo afirma que lo más importante es mantener la ilusión durante el proceso de rodaje de una película, por muchos que sean los baches que se presenten

 

Supongo que el haber dirigido varios cortometrajes y un documental ha sido un plus de experiencia importante a la hora de afrontar tu primer largometraje.

Por supuesto. Creo que todo lo que puedas prepararte y rodar para ir acumulando experiencia siempre es bueno. Lo que experimentas al rodar un cortometraje se multiplica por dos (por no decir por mil) a la hora de afrontar un largometraje. Y más siendo tu primer proyecto.

Trabajar en el equipo de dirección en películas de directores de prestigio también ha sido una experiencia increíble. Pienso que todo lo que hagas en tu vida, para llegar a tu meta de rodar una película, te sirve. Lo bueno y lo malo.

 No es frecuente encontrar operas primas tan ambiciosas como Anomalous” en nuestro cine, una producción de 3,5 millones de presupuesto, rodada en inglés y en diferentes ciudades. Está claro que apuntas alto.

Apuntar alto es una buena filosofía. Que luego suceda como lo tienes en la cabeza es otra cosa. Pero está claro, que si no realizas ninguna acción nunca habrá una reacción.

Siempre quisimos rodarla en inglés y la trama transcurría en Nueva York desde el principio. Al arrancar con la búsqueda de un productor que confiara en el guión y en mi todo parecía muy lejano, pero el proyecto fue creciendo poco a poco hasta llegar a rodarla en la ciudad soñada.

En esta profesión si sabes asumir que el estado más habitual en el que nadas es el fracaso, ya tienes mucho ganado. Horas y horas de trabajo y puertas y puertas que se cierran. Lo “anómalo” es que nades en un gran océano y encuentres una isla tropical (éxito). He asumido que tras varios proyectos escritos y cientos de puertas cerradas, el fracaso me mantiene despierto.

 ¿La película está inspirada en hechos reales o es ficción pura y dura?

El germen de todo surgió tras una pequeña noticia que leímos, no recuerdo muy bien donde, en la que un joven se había suicidado grabándolo todo en vídeo, en plan vídeo diario. A raíz de aquí, David Zurdo, Fernando Acevedo y yo nos planteamos crear una historia que mantuviera el suspense y que nos guiase hacia un twist final con el cual te tuvieras que replantar la película de nuevo. Por otro lado, siempre me han obsesionado las injusticias. De todo tipo. Y quise plasmarlo en la historia.

 ¿Cómo definirías tu primer trabajo?

Anomalous la definiría como un thriller psicológico opresivo. Una película sobre la culpa y como el ser humano reacciona ante ella. Una historia que busca algún tipo de redención o justicia antes cierto hechos. Un primer trabajo realizado con mucho amor por el cine.

 ¿Cuánta gente ha trabajado en Anomalous?

Unas 180 personas.

 Mucha gente no es consciente del inmenso esfuerzo que hay en una película, desde la idea inicial hasta, finalmente, el estreno en cines. ¿Cuántos años de trabajo hay en Anomalous?

Muy cierto lo que dices. El esfuerzo de rodar un largometraje es de carrera de fondo. Iniciamos la escritura del guión en el año 2010. Así que el proyecto lleva conmigo cinco años. Siempre he pensado que por encima de cualquier sentimiento o circunstancia, lo que nunca hay que perder es la ilusión. En el proceso de rodar una película es fácilmente asumible que la ilusión fluctúe.  Pero hay que intentar mantenerla siempre viva.

Rodaje_Anomalous_NY_06

Fotograma del rodaje de “Anomalous” en Nueva York, una película que en palabras de su director está hecha “con mucho amor hacia el cine”

 A veces la línea que distingue al thriller psicológico y el terror es demasiado difusa, ¿cuál crees que es la diferencia principal entre uno y otro?; ¿En cuál encuadrarías tu película?

No definiría Anomalous como una película de terror pura y dura. Se concibió como un thriller psicológico y esa es la línea que he querido mantener. Es cierto que tiene toques de terror, incluso policíacos, pero más bien profundiza en los mecanismos de la mente y la memoria. He querido mezclar dos tipos de narrativa: una muy clásica (incluso en la estética) y otra más moderna con cámara en mano.

En la película hay una frase de Séneca que puede definirla muy bien: “Una persona que se siente culpable se convierte en su propio verdugo”.

¿Por qué nos gusta tanto pasarlo mal en el cine?

Supongo que el terror nos remueve por dentro y nos saca de nuestra zona de confort. Y seguramente porque sabemos que lo que estamos viendo no traspasará la pantalla. Otra historia es cuando llega la noche y el subconsciente nos juega malas pasadas, por culpa de esa dichosa película de terror que hemos visto. Ahí ya no lo pasamos tan bien.

 En tu opera prima mezclas actores de diferentes nacionalidades, como el español Lluís Homar o el estadounidense Edgar Fox. ¿Fue complicado dar con los actores para la película?

Fue un proceso largo de casting en Nueva York para encontrar a Christy Escobar (Maia) y a Edgar Fox (David). Para ambos es su primera película y son protagonistas junto con Lluis Homar.Era una decisión importante ya que Lluis es un actor increíble y yo quería que todo el reparto estuviera a la altura.

Fui muy concienzudo en el proceso de selección y creo que encontré a los mejores actores para sus respectivos papeles.

También participan Ben Temple, Julio Perillan y Adria Arjona. Les estoy muy agradecido a todos ellos por hacer de mi primera película una gran experiencia.

 ¿Hay fecha ya de estreno para Anomalous? ¿Se podrá ver en toda España?

Se acaba de presentar el tráiler oficial y en principio se estrenará en los próximos meses. La idea es que se vea en el máximo número de salas de toda España. Pero eso ya depende de la distribuidora.

Aún no has estrenado tu primer largometraje y ya estás trabajando en el segundo… ¿Qué nos puedes anticipar?

 Sólo puedo adelantarte que es un thriller de ciencia ficción. Para rodar también en inglés entre España y Estados Unidos. Una película sobre la pérdida.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s