Juana Macías: “Embarazados es una película sobre cómo afrontamos el paso del tiempo”.

Desde que en 1999 ganase el Goya al mejor cortometraje de ficción por Siete cafés por semana, la carrera de la directora de cine y guionista Juana Macías (Madrid, 1971) ha ido en permanente ascenso. Licenciada en Comunicación Audiovisual y profesora de cine durante años en la Universidad, en la trayectoria profesional de Macías encontramos hasta la fecha varios cortometrajes y dos largometrajes: “Planes para mañana” (2010), opera prima protagonizada por actrices consolidadas como Carme Elías, Goya Toledo, Ana Labordeta y Aura Garrido por la que fue nominada al Goya a la mejor dirección novel, y “Embarazados“, una película de gran carga generacional -y emocional- en la que aborda un tema serio como la paternidad y la maternidad tardías en clave de humor. Definida por la propia directora como “una película muy próxima a la realidad con la que los espectadores pueden identificarse”, en esta entrevista Macías nos da las claves de su nueva ficción -que no lo es tanto-, nos confiesa cuáles son sus escenas favoritas, nos aclara el guiño a Breaking Bad en la película, destaca la gran química existente entre Paco León y Alexandra Jiménez, sus protagonistas, y, entre otros temas, se alegra de que cada vez existan menos prejuicios hacia el cine español. 

8863_1

Juana Macías durante el rodaje de “Embarazados”, su segundo largometraje, protagonizado por Paco León y Alexandra Jiménez.

¿Satisfecha con la respuesta del público a tu segunda película, “Embarazados”?

EMBARAZADOS es una película muy generacional y muy próxima a la realidad, que es lo que en buena medida la inspira. Estoy muy satisfecha con el hecho de que mucha gente se vea identificada con alguno de los personajes o las situaciones. Cuando haces una película lo fundamental es conectar con el público, no con todo, obviamente, pero sí con aquel al que le resuene la historia. Es bonito escuchar como la gente se ríe porque se reconoce en las reacciones de los personajes, las discusiones de pareja o en los surrealismos cotidianos, o ver como se emociona en otros momentos. En especial me ha gustado escuchar comentarios de mujeres que han pasado por un proceso similar al de la protagonista y me han agradecido que un tema así, que puede ser tan duro, se trate con sentido del humor.

Como una de las guionistas de la película, ¿tenías en mente a Paco León y Alexandra Jiménez a la hora de escribir sus papeles?

Paco estuvo en el proyecto al final del proceso de escritura del guión, pero para el personaje que interpreta Alexandra estuve haciendo casting porque no lo tenía tan claro.  Cuando le hice la prueba a Alexandra tuve la sensación de haber encontrado a Alina. Sabía que los dos son grandes actores, mi incógnita era cómo iban a funcionar juntos como pareja.

 ¿Os sorprendió la espectacular química que desprenden ambos actores?

Desde el primer café que nos tomamos los tres  ya vi que iban a hacer buena pareja. Ellos prácticamente no se conocían pero desde el primer momento hubo una conexión, sobre todo en el sentido del humor y en eso tan difícil de explicar, pero muy fácil de percibir que tiene que ver con la química. Luego vino el trabajo en los ensayos para construir a una pareja que empieza la película ya muy consolidada. No se trataba de mostrar un primer enamoramiento sino una pareja en la que hay mucha complicidad y amor pero también rutinas, manías, sobrentendidos, cuerpos que se conocen perfectamente…

Los ensayos, además de muy divertidos, fueron muy importantes para buscar todos esos detalles y para que hubiera esa cercanía física entre ellos.

Tengo que preguntártelo: ¿lo de incluir parte de la cabecera de “BreakingBad” en la película es algún tipo de guiño? ¿eres fan de la serie?

Son muy fan de BreakingBad, es una de mis series favoritas. Pero además de eso, me parece que es un referente también muy generacional. En la película hay unos cuantos que para mi definen a los personajes tanto como lo que dicen o como visten. Por ejemplo, hay varios guiños a Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994): un póster de la película versionado con la cara de Alina y el mítico tema de Chuck Berry que bailan Uma Thurman y John Travolta y que en EMBARAZADOS baila Alexandra.

Una de las escenas más logradas de la película, en mi opinión, es la escena de discusión entre los protagonistas en su vivienda. Creo que desde “La vida de Adèle” (Abdellatif Kechiche, 2013) es la mejor pelea sentimental que se ha rodado en cine. ¿Contenta con esta escena en cuestión? ¿Tienes alguna escena favorita de la película?

Tanto en la escritura de la escena como en los ensayos éramos conscientes de que era una escena clave. Es una escena reveladora en la que los personajes por primera vez dicen al otro y a sí mismos cosas que no se han atrevido a reconocer antes. Es una escena dramática y un punto de inflexión en su historia. Para mí era fundamental que fuera muy creíble, incluso que como espectador te sorprendiera la dureza que destila. Trabajamos en esa dirección y ellos consiguieron hacerla muy de verdad.

Sí, es una de mis escenas favoritas. También me gustan especialmente la secuencia en la que Alexandra fuma frente al río o algunas discusiones de pareja que me hacen mucha gracia porque reconozco  esa manera de discutir, como la escena en la que Paco se niega en rotundo a hacerle un té a Alexandra.

original

Juana Macías rodeada de los dos protagonistas de su segundo largometraje, a los que destaca la gran naturalidad y realismo que transmiten en escena.

Los que hemos visto “Embarazados” sabemos que el humor tiene un peso muy importante, pero lo que realmente es un drama acerca de esa generación de jóvenes que cada vez retrasan más su decisión de ser padres porque se piensan que van a ser jóvenes toda la vida. ¿No es un tema más serio de lo que parece?

Es un tema serio abordado con humor. De cualquier tema podemos hacer un drama o una comedia, todo depende desde dónde se mire. Para mi, Embarazados es una película sobre la desnaturalización de la paternidad y la maternidad. Sobre cómo afrontamos el paso del tiempo. El deseo de ser madre surge tarde porque nada invita a ello. Antes de ser madre hay que tener una estabilidad económica, una pareja ideal, haber disfrutado, viajado, … y a poco que te despistes estás en los 35 y con la sensación de que aún no es el momento. Por otra parte el reloj biológico empieza a dar señales y ,entre unas cosas y otras, lo más normal es que cuando por fin tomas la decisión, sea más difícil de lo que parecía. En el caso de los hombres, se complica aún más porque ellos no tienen ese ultimátum de “ahora o nunca”, así que… no hay prisa. Con lo cual, tenemos un cocktail que nos lleva a postergar lo de tener hijosin extremis  y a  plantearnos cosas como ” hijos para que”.

Creo que la comedia en esta historia aporta ironía y distancia. Hacer una comedia fue algo que estuvo desde la génesis del guión pero con un tono, con un humor que se aleja de la parodia y que está muy pegado a la realidad, al absurdo de algunas situaciones y relaciones cotidianas.Creo que  dramatizamos en exceso lo que nos ocurre, y sólo cuando nos vemos un poco desde fuera, logramosreírnos de nosotros mismos, de nuestras paranoias y obsesiones.

La música juega un papel muy importante en tu segunda película, con más de 20 canciones que suenan de manera más o menos explícita a lo largo del metraje, ¿te encargaste tú misma de la selección de las canciones? ¿Pensaste tú en ese himno generacional que para muchos es “Qué nos va a pasar”?

En EMBARAZADOS hay mucha, muchísima música. Además de las 20 canciones hay más de media hora de música compuesta por Pascal Gaigne. Creo que cada película es un mundo en este sentido. En mi anterior película, PLANES PARA MAÑANA, había muy poca. Sin embargo en EMBARAZADOS, la historia y el tono me la pedían.

Los temas los estuve buscando con la ayuda de uno de los productores y co-guionista: Juan Moreno. También contamos puntualmente con las sugerencias de un amigo que tiene una amplia cultura musical.

En concreto la canción que canta Alexandra en la película y que finalmente fue “Que nos va a pasar” de la Buena Vida, fue uno de los temas que más nos costó encontrar. Era difícil porque lo ideal era que cantase una mujer y que el tono y, sobre todo, la letra de la canción conectase emocionalmente con lo que le está pasando al personaje: ruptura, incertidumbre, cierta nostalgia del pasado. Creo que la elección final encaja muy bien en la escena y acompaña ese mundo de referencias generacionales.

Además de directora de cine, te dedicas a dar clases de cine en la Universidad. ¿Qué te aporta cada una de estas dos facetas? ¿En cuál te sientes más cómoda?

Ahora mismo no doy clases pero es algo que he hecho muchos años no sólo en la Universidad sino en distintos centros de formación audiovisual. Es muy interesante porque intentando enseñar aprendes mucho. Y creo que la teoría y la practica son complementarias. No se enseña lo mismo dirección cinematográfica habiendo dirigido que teniendo sólo una aproximación teórica.

Por otro lado,  estar en contacto con las nuevas generaciones es muy enriquecedor.

Antes de tu opera prima “Planes para mañana” dirigiste 5 cortometrajes, ganando el Goya en 1999 por “Siete cafés por semana”. ¿te gustaría algún día volver a dirigir alguno?

Por supuesto. De hecho, después de dirigir mi primera película dirigí un cortometraje: GRAN VÍA AM/PM. El cortometraje me parece un formato muy interesante y muy estimulante que no me gustaría abandonar.

¿El cine español goza de un buen momento de salud? ¿Crees que ha conseguido definitivamente conectar con el gran público?

Creo que uno de los retos que arrastra el cine español es que el espectador deje de referirse a él con un cierto tono despectivo. Afortunadamente cada vez se escucha menos como piropo la frase “está muy bien, no parece española”. Una de las razones para que esto esté cambiando y que haya una mayor conexión entre nuestro cine y nuestro público creo que se debe a que, ahora,  bajo la etiqueta de CINE ESPAÑOL hay una enorme variedad de propuestas, temas, géneros y estilos cinematográficos.Se hacen películas muy diferentes que pueden conectar con públicos diferentes. En esa variedad reside una de las claves del reencuentro con el público. Ojalá que se consolide.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s