Pablo Hernando: “Las películas medianas están desapareciendo”

Tras licenciarse en Comunicación Audiovisual, Pablo Hernando (Vitoria, 1986) comenzó a trabajar en publicidad y se inició en el mundo del cortometraje, donde alumbró trabajos tan redondos como Agustín del futuro (2011), proyectado con éxito en el prestigioso Festival de Sitges. Amante de dirigir y escribir sus propias obras, Hernando se encuentra ahora presentando su segundo largometraje Berserker (2015), que nace precedido de las buenas críticas que cosechó el primero, el drama Cabás (2012). Como tantos otros cineastas, Hernando es una de las víctimas de la crisis, y se lamenta por no poder vivir del cine, tal y como le gustaría. En esta entrevista, además, el director nos advierte sobre uno de los males que atraviesa el cine actual: la polarización extrema, lo que está llevando “a que las películas medianas estén desapareciendo”. Pendiente de estrenar en 2016 la película que ha rodado junto a Juan Cavestany y Julián Génisson, “Esa sensación“, Pablo Hernando pertenece a esa nueva hornada de talentos del cine español que todavía tienen mucho que decir, mucho que contar. 

10391993_1245153841278_5333412_n

El director Pablo Hernando está presentado su segundo largometraje y tiene pendiente de estreno “Ese sensación”, dirigido al alimón con Juan Cavestany y Julián Génisson.

Como tantos otros directores, comenzaste trabajando en publicidad y dirigiendo cortometrajes, con la diferencia de que has intercalado éstos con tus largometrajes. Dirigiste el corto “Magia” un año después de tu primer largo, “Cabás”. ¿Te gustaría seguir rodando cortometrajes en el futuro?

Sí, de hecho al acabar “Berserker” tenía ganas de hacer un corto para refrescarme un poco, pero entonces salió lo de “Esa sensación”, la película que he hecho con Juan Cavestany y Julián Génisson, y tuve que dejarlo para más tarde. Sigo queriendo hacerlo.

Con menos de 30 años y ya tienes una carrera nada desdeñable: dos largometrajes, varios cortometrajes, trabajos en publicidad… ¿imaginaste que llegarías tan algo cuando te licenciaste en Comunicación Audiovisual?

La verdad es que no creo que haya llegado a ningún lado. No vivo del cine, que es lo que me gustaría, así que no creo que haya triunfado ni nada por el estilo. Los trabajos que he hecho en publicidad han sido puramente alimenticios. Si alguna vez consigo que hacer cine deje de ser un hobby vale, pero de momento mi carrera no es nada envidiable.

¿Cómo surgió la idea de hacer la película “Berserker”? Reconozco que me ha impactado ver que la primera línea de la sinopsis es sobre una cabeza humana pegada al volante de un coche…

En la película hay un grupo de gente que enloqueció por algún motivo. Esas escenas están sacadas de imágenes que me vienen a la cabeza cuando escucho algunas canciones. La de la cabeza pegada al volante, que es con la que arranca la película y la investigación del protagonista, es por “In the pines”, una canción muy vieja que también se llama “Where did you sleep last night”. La canción habla de una cabeza decapitada y haciendo una traducción caprichosa de la letra me imaginé esa cabeza pegada a un volante.

¿Te gusta el cine de intriga?

Me encantan las películas sobre investigaciones y detectives. Estructuralmente suelen ser muy parecidas: el investigador yendo a sitios para reunirse con los personajes que tienen la información. Me gustan mucho las películas de género  puro, pero mis preferidas son las que pervierten esa estructura. El final de “Kiss me deadly” (Robert Aldrich, 1955), la avalancha de información que no lleva a nada de “Zodiac”(David Fincher, 2007) o “Inherent vice” (Paul Thomas Anderson, 2014), una película en la que la trama da exactamente igual, como debe ser.

¿Has tenido en mente algún referente cinematográfico a la hora de hacer la película?

No. No creo que sea una buena forma de hacer una película. A veces es útil mencionar otras películas o escenas de películas cuando quieres explicarle a alguien qué es lo que quieres hacer, pero más como ejemplo que como algo que quieras imitar. Aparte de eso, entendiendo los referentes como las obras que han influido en la forma que tienes de hacer cine, creo que son algo subconsciente.

Además de dirigir escribes el guión de tus trabajos, ¿concibes una cosa sin la otra?

No, y también me gusta montar. Son tres partes de lo mismo.

Ingrid García Jonsonn una de las protagonistas de Berserker

Ingrid García Jonsson, uno de los hallazgos más importantes del cine español en los últimos años, en un fotograma de “Berserker”.

Ingrid García Jonsson ha sido de los hallazgos más estimulantes del cine español de los últimos años, ¿cómo ha sido trabajar con ella?

Muy fácil y muy cómodo. Le di bastante libertad para que hiciera lo que quisiera en cada toma y de cada plano siempre salían dos o tres tomas buenísimas. Para mí era muy divertido y siempre me iba con la sensación de que sus escenas habían quedado bien. No hicimos casi ensayos porque rodamos sus escenas con Julián Génisson en orden cronológico y quería que al principio no tuvieran mucha química y hacia el final estuvieran más cómodos juntos. Creo que el experimento salió bien. Estoy muy contento con su trabajo. Lo único malo que se me ocurre decir de ella es que tuvimos que cambiar una escena porque no sabe abrir botellas de vino.

¿Dónde podemos ver todos tus anteriores trabajos, como “Cabás”?

Cabás” está en Filmin (https://www.filmin.es/pelicula/cabas) y mis cortos se pueden ver en Vimeo (https://vimeo.com/pablohernando) o YouTube (https://www.youtube.com/user/gonzopip/videos)

¿Cómo te ha afectado la crisis actual en tu vida profesional?

Llegué a Madrid en 2009, así que no sé cómo eran las cosas antes de la crisis. La gente habla de ríos de dinero, gente corriendo con maletines dejando una estela de billetes y telefonillos de plata en los portales. Yo sólo conozco la mugre actual.

Tu último trabajo se encuadra dentro de esa ola llamada cine “low cost” español, la cual demuestra que no hacen falta grandes presupuestos para rodar buenas películas. ¿Crees que el cine que nace bajo esta etiqueta es fruto de la crisis actual o que se mantendrá siempre, independiente de la situación económica del país?

Siempre ha habido cine de bajo presupuesto. Eso no es nuevo. Ahora es más fácil hacer una película porque las cámaras y el resto del material técnico son más baratos y dan un resultado más parecido al del cine convencional que antes. Puede ser que la crisis haya empujado a más gente hacia el lado precario de la producción cinematográfica, pero creo que hay una tendencia global hacia la polarización extrema. Las películas grandes son cada vez más grandes y las pequeñas cada vez más pequeñas. Y las películas medianas están desapareciendo. Creo que esa tendencia va a seguir, y es una mierda.

cartel diseñado por Dídac Alcaraz

Cartel del segundo largo de Hernando diseñado por Didac Alcaraz.

¿Con qué actor o actriz con los que todavía no has trabajado te gustaría poder hacerlo?

Hace poco vi 10.000 km”, de Carlos Marques-Marcet, y me impresionó mucho Natalia Tena.

¿Por qué hay tantas películas españolas que pasan desapercibidas por el gran público? ¿No es necesaria una mayor promoción de las películas si realmente queremos llenar las salas?

La promoción es importante, pero también hace falta un buen circuito de exhibición alternativo. Y que a la gente le interese y quiera pagar por ver cine, algo que tenemos que aprender a hacer y que es muy difícil si tenemos el poder adquisitivo de un niño de 3 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s