Atrapa la bandera

El estreno de Las aventuras de Tadeo Jones supuso un auténtico terremoto en la taquilla del 2012: la cinta se convirtió en la segunda película española más exitosa del año con más de 18 millones de € de recaudación, amasando casi 50 en las taquillas de todo el planeta. Fue, sin duda, el espaldarazo definitivo de la animación patria a nivel internacional, aunque títulos previos como Planet 51 (Jorge Blanco, Javier Abab y Marcos Martínez, 2009), Chico y Rita (Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando, 2010) o Arrugas (Ignacio Ferreras, 2011) ya habían llevado a los dibujos made in Spain a lo más alto, siempre con Mortadelo y Filemón contra Jimmy en cachondo (Javier Fesser, 2014) como máximo exponente artístico de la llamada nueva animación española, un fenómeno reciente que ha llevado a nuestro país a ser el segundo país que más películas de dibujos produjo de toda la Unión Europea entre 2010 y 2014, sólo por detrás de Francia. A la espera de la secuela del archiconocido aventurero -prevista para 2017- llega Atrapa la bandera, un trabajo que supone un importante salto cualitativo en el cine de Enrique Gato. Dotada de mayor presupuesto que su predecesora -12,5 millones frente a los 8 que costó su anterior largo- y de mayor envergadura argumental, Atrapa la bandera corrige uno de los principales baches de Tadeo Jones, como era la linealidad de la historia y de los personajes. El nuevo film de Gato, fruto de 5 años de trabajo, es una cinta más trabajada, más madura y más cinematográfica a todos los niveles.

videoclip-auryn-pelicula-telecinco-cinema-atrapa-bandera_MDSVID20150623_0140_17

Producida por Telecinco Cinema y por Teléfonica, Atrapa la bandera tiene como telón de fondo la emocionante carrera espacial de los sesenta, que culminó con la llegada del hombre a la luna el 20 de julio de 1969. La increíble gesta de Neil Armstron, que se convertía en el primer ser humano en pisar suelo lunar, siempre ha fascinado a Enrique Gato, por lo que decidió usar tal acontecimiento histórico como telón de fondo para su película. Bendecida por la propia NASA, Atrapa la bandera gira en torno a Mike Goldwing, hijo y nieto de astronautas que, por caprichos del destino, se ve envuelto en una misión organizada por la NASA para detener a Richard Carson, un millonario sin escrúpulos que pretende falsear la historia.  Carson no tendrá reparos en viajar él mismo al consabido satélite para quitar la bandera americana y apropiarse, de paso, de una nueva fuente de energía: el Helio 3, con la que dominar el mundo. Cinta netamente familiar, Enrique Gato vuelve a dar una lección en materia de animación: todos y cada uno de los apartados de Atrapa la bandera es de sobresaliente, desde su apabullante nivel técnico, nada que envidiar a otros gigantes de la animación a nivel mundial, hasta su excelente puesta de escena o su encomiable sentido del ritmo. 

Los dibujos del nuevo trabajo de Gato quedan muy bien en pantalla gracias a un trazo limpio, fresco y nítido, que los hace conectar de forma fácil y rápida con el público. Sus responsables se enfrentan -con éxito- a dibujar escenarios tan diversos como la costa, las zonas residenciales o el propio territorio lunar, tarea para la que fue imprescindible una gran labor previa de documentación, por mucho que la película ceda a las licencias necesarias para una cinta de estas características. Quitando un guión que se desliza por el tópico más veces de las recomendables -lo del amigo gordito torpe con gafas es un recurso excesivamente manido- o un excesivo subrayado a la importancia de la unión familiar, no hay nada que reprochar a una cinta que garantiza entretenimiento a raudales a grandes y pequeños. Gato se lanza nuevamente a la tarea aparentemente sencilla pero tremendamente complicada como es el multitarget o, lo que es lo mismo, satisfacer al público de todas las edades, aunque serán los más pequeños los que más disfruten de una cinta que respira amor por el destacado acontecimiento histórico en el que se basa por cada uno de sus poros; sensación a la que contribuye el compositor Diego Navarro, un enamorado de la odisea especial de los 60 que realza la magnitud épica de la hazaña de forma admirable.

189525

Solo una mente obtusa y cargada de prejuicios se empeñará en comparar a Atrapa la bandera con el gigante Pixar, impidiendo ver así el magnífico resultado de una cinta que tras su indiscutible fachada de película popular -no sé qué hay de malo en que cada una de sus escenas esté pensada en satisfacer a público de todas las edades- esconde un trabajo de orfebrería milimétricamente estudiado y bien hecho. Un proyecto de gran calibre y conjunto contundente que contagia optimismo y que certifica una vez más lo importante que es una buena campaña de promoción en el éxito de una película: Atrapa la bandera la tuvo y entró directa al número 1 de las más vistas en España. Y no hay quien la atrape.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s