Entrevista exclusiva a Carlos Bardem: “El talento no se reparte por geografías”.

Carlos, buenos días. Me gustaría empezar preguntándote por el concepto que tiene la gente de los actores, como si estuviéseis todo el día rodeados de lujos. Curioso, sobre todo cuando esta misma semana hemos conocido que el 74% de la profesión está en el paro. ¿Qué nos dices al respecto?

Lo de los actores es algo muy parecido a lo de los futbolistas. Está Cristiano Ronaldo, está Messi… y luego están los que tienen casi que pagar por jugar. La gran mayoría de los actores son gente que, por desgracia, trabaja muy poco, que gana muy pocos ingresos.

Además, un actor puede terminar de rodar un film y estar mucho tiempo sin rodar nada más.

Efectivamente. Ten en cuenta que un actor puede estar rodando durante tres días una película y luego estar seis meses sin trabajar. La gente se queda con el glamour de un par de noches al año. Por ejemplo, el otro día en los Premios Feroz todos íbamos guapísimos de la muerte, pero es todo prestado. Yo llevaba un traje de Gucci carísimo que no podría comprarme nunca y que tuve que devolver nada más llegar a mi casa. Hay muy pocos actores millonarios realmente.

DSC06839 - copia

Carlos, he tenido la oportunidad de estar en países tan dispares como Italia, Luxemburgo o Cuba donde la gente me ha hablado de vosotros, os conoce y os aprecia. He podido comprobar de primera mano lo bien valorado que está el cine español fuera de nuestras fronteras. ¿Por qué, sin embargo, en España existe esa corriente de odio hacia esta industria?

Aquí a nosotros no nos han perdonado que no sólo la gente del cine español, sino de la cultura de este país se pusiera en frente de una manifestación en contra de la guerra.

¿Pero no estábamos en un país con libertad de expresión?

Sí, así debería ser. Hay libertad para expresarte y luego tienes que aceptar que durante años se cree una campaña dirigida todos sabemos desde dónde, y de qué medios, que nos llaman  sinvergüenzas o subvencionados de forma despectiva.

Curioso, sobre todo teniendo en cuenta que el cine está subvencionado en la gran mayoría de países del mundo. 

Vamos a ver: la gente que dice que somos unos subvencionados están subvencionados en un 90% (su partido) con dinero público. Y como no les alcanza, se reparten sobres. Sólo una empresa en España, la Peugeot, recibe tres veces más de dinero público que toda la industria del cine español, cuando, además, el cine en nuestro país da trabajo a unas 150.000 personas.

¿Puede ser que la gente se piense que el cine español sois sólo los que ponéis la cara, es decir, los actores?

Un poco sí. Yo soy cine español, pero el señor que pone los focos también es cine español, como la señora que maquilla, la que lleva el café o la que está sentando aquí a la gente en la sala esta misma mañana (en relación con la sala de cine donde se desarrolla la entrevista), el señor que vende las entradas, el señor que hace los pósters…  El cine español, en efecto, da trabajo a mucha gente. Pero hay gente que se ha dedicado a airear una corriente de opinión dañina entre una parte de la población.

Yo tengo amigos que me dicen literalmente: “Yo no voy a ver cine español porque es una mierda”. Y lo dicen tal cual. Alarmante, ¿no?

Eso es un prejuicio que nosotros debemos intentar romper. No se puede decir que “el cine español es una mierda”. El cine español es como todos los cines del mundo: el talento no se reparte por geografías. Hay el mismo número de gente talentosa aquí que en cualquier lugar en el mundo. El cine español como todas las cinematografías del mundo da películas muy buenas, buenas, regulares, malas y muy malas, pero eso pasa en Francia, en Estados Unidos y en todos lados. Hay que acercarse sin prejuicios a lo que hacemos. Al fin y al cabo son historias que nos atañen, que hablan de nosotros de alguna manera, que algunas veces se ríen de nosotros o, en el caso de esta –Alacrán enamorado- se intenta poner una luz de alarma en un problema serio como la xenofobia o las doctrinas del odio que, además, en los tiempos de crisis florecen con más fuerza. Pero claro, entendamos de donde vienen las cosas. Vivimos en un país donde un Ministro puede llegar a decir que el problema del cine español es su calidad… Yo no me imagino a un Ministro japonés diciendo que el problema de los coches japoneses es su calidad. Tendría que dimitir al minuto. Pues aquí, encima, le ríen las gracias.

O que hay famosos actores que no tributan aquí, que esa es otra. 

Pero si usted tiene pruebas de que hay señor que no tributa aquí, pues métale usted una paralela y lo cruje. Es así de simple.

Carlos, esperemos que películas como “Alacrán enamorado” (Santiago A. Zannou, 2013) ayuden a cambiar la percepción del cine español de algunas personas. Y, por cierto, quiero agradecerte que te leyeras mi crítica de la misma y me respondieras. Ha sido un placer charlar contigo. Suerte en los próximos Goya con las 4 nominaciones de la película. 

Gracias a ti, Pablo. Un placer haber hablado contigo.

Anuncios

4 pensamientos en “Entrevista exclusiva a Carlos Bardem: “El talento no se reparte por geografías”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s