El lobo de Wall Street

Desde Inside Job (Charles Ferguson, 2010), hemos vivido una eclosión de películas que, con mayor o menor tino, han ilustrado la crisis económica actual, como The company men (John Wells, 2010), la cual hacía hincapié en el drama del desempleo, o Margin Call (J. C. Chandor, 2011), donde se recreaban las 24 horas previas a dicha debacle. El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013) supera a las aquí citadas llevando hasta límites insospechados la máxima popularizada por el filósofo Hobbes de que “el hombre es un lobo para el hombre”. Viéndola, uno tiene la impresión de que el responsable de Uno de los nuestros (1990) o Casino (1995) -donde, al igual que en ésta, se concentran algunos de los temas de cabecera del neoyorkino, como la fascinación por el poder o la avaricia-, la ha convertido en un gozoso cheque en blanco en el que poder contar lo que quiera. Con total y absoluta libertad. Poniendo el dedo sobre la llaga a los desmanes del capitalismo exacerbado en Estados Unidos -epicentro de un problema de dimensión mundial-, El lobo de Wall Street es la más salvaje crítica a este sistema jamás filmada. Situándose en la efervescencia de los 90, en plena gestación de la burbuja inmobiliaria -antesala de la hecatombe- estamos ante una feroz sátira contra todos los estafadores millonarios, responsables en buena medida de la penuria actual. 

el-lobo-de-wall-street-1

Sin llegar a ser un biopic, la película se inspira en el personaje real de Jordan Belfort, un histórico bróker que acabó en prisión tras engañar a miles de personas con su propia agencia bursátil, la cual creó con tan sólo 28 años -y que, por cierto, tiene un cameo al final del film-. Un Leonardo Dicaprio que estuvo preparándose para el papel cinco años encarna a este icono (para mal) de las finanzas, dando como resultado el papel más conseguido de su carrera: un descenso a los infiernos -drogas y orgías incluidas- de los que hacen época, cual Tony Montana en El precio del poder (Brian de Palma, 1983). Con guión del creador de la serie Boardwalk Empire y guionista de Los Soprano Terence Winter, la quinta y más fructífera colaboración entre actor y director -ningún otro cineasta como Scorsese ha sabido exprimir mejor al protagonista de Titanic (James Cameron, 1997)- es una vorágine de escenas portentosas, hilarantes y, en algunos casos, sórdidas; un alboroto de tres horas espléndidamente filmado; un festín rabiosamente entretenido y gamberro. Y, todo, narrado con garra por un director que destierra cualquier atisbo de aburrimiento del primer al último minuto; un cineasta que, con 71 años, maneja este espectáculo con vocación comercial pero más sesudo de lo que parece con un vigor y una pasión que ya quisieran para sí muchos de sus homólogos. Nos regala, además, algunas escenas que están llamadas a ser -pequeños- clásicos en su filmografía, como la del restaurante de Matthew McConaughey o la de un DiCrapio arrastrándose por el suelo tras un excesivo consumo de pastillas.

Es posible que su imparable desfile de yates, mansiones o ropa cara lleve a pensar a algunos que Scorsese se encarga de glorificar más que condenar su objeto de denuncia. Craso error: la óptica lícita y rompedora con la que éste mira el conflicto financiero -sin dar espacio al sufrimiento de las víctimas, al calvario explícito de la gente- es la más inteligente posible: se limita única y exclusivamente a retratar a una jaula de bestias hambrientas dispuestas a desmenuzar al más inocente sin que les asome el menor remordimiento. En este sentido, el conglomerado de lujos del film no es limpio: están contaminados, podridos, porque han sido adquiridos con dinero sucio. Otros, han apuntado que es el film menos violento de Scorsese, a juzgar por su -casi- total ausencia de sangre, aspecto en el que discrepo: sólo en la escena en la que el personaje de Dicaprio disfruta engañando a un cliente por teléfono mientras hace todo tipo de gestos obscenos para disfrute y jolgorio del resto de su manada hay más violencia que en las dos horas largas de El cabo del miedo (1991). 

el-lobo-de-wall-street-4

Cuando podría dormirse en los laureles del éxito, Scorsese sorprende en la cinta más larga de su filmografía por su extraordinario uso del lenguaje cinematográfico. Flashback, flashforward, elipsis, congelación de la imagen, un soberbio uso del montaje -ojo a la escena de Popeye-… todos los recursos habidos y por haber se concentran de forma magistral en esta explosión de adrenalina, en esta catarsis desenfrenada cuyos muy bien invertidos 70 millones de dólares se antojan el doble gracias a su brillante acabado formal. El lobo de Wall Street, en definitiva, es cine inexcusable para los que disfruten viendo como se propina el mayor de los puñetazos a la codicia, a un sistema financiero oxidado y, sobre todo, a esos lobos sin alma enfundados en trajes de chaqueta que continuarán aullando -y lo que es más terrible: con toda la impunidad del mundo- tras encenderse las luces del cine. 

Anuncios

10 pensamientos en “El lobo de Wall Street

  1. Muy buena crítica. Coincido contigo prácticamente en todo. Disfruté un montón viendo la película, una de esas por las que merece la pena pagar el precio de una entrada de cine.
    Lo que no sabía es que DiCaprio estuvo 5 años preparándose para el papel… En cierta medida esto lo explica todo, porque hay algunas escenas en las que, sinceramente, me pregunté si no se habría drogado de verdad xD

    Junto a Gravity es la única película de las nominadas a los Oscars que he visto… Quiero ver también Capitan Phillips y la gran estafa americana, aunque esta ha dejado el listón bastante alto.

    • Gracias por tu comentario Sonia! Me alegro que te haya gustado la película; sinceramente no me he encontrado con nadie que me diga que no le haya gustado, y creo que en muy buena medida es por lo entretenida que es. Cada escena es una fiesta y se consume rapidísimo, al tiempo que habla de alto tremendo y lanza una crítica social brutal.
      Yo el Oscar a Mejor película se lo daría a ésta o a Gravity, que son las 2 que más me han gustado, así que la cosa está reñida. Capitán Phillips y Dallas Blues Club son las 2 únicas que me faltan por ver de las nominadas, pero aún tenemos tiempo hasta el 2 de marzo que sean los Oscar. La que no te recomiendo tanto es “12 años de esclavitud”, no es tan buena como algunos la están pintando desde mi punto de vista.
      Un besazo!

  2. Chapó a tu crítica. Poco más se le podría añadir.
    A mi Leonardo DiCaprio no me convencía mucho hasta este papelón que se marca, así que si al final se lleva el Oscar por esta interpretación, se lo merecería: está de 10 !
    Para ser 3 horas de película, te engancha desde el 1er minuto en el que dices “Hmmmm…. y esto?” No te deja indiferente y enseguida te mimetizas con todo lo que rodea a la película y consigue que las 3 horas se te pasen volando.
    De las películas que he visto en los últimos 6 meses, podría decirse que esta es (junto a LA VIDA DE AMELIE), la película que más me ha gustado y que mejor sabor de boca me ha dejado.
    Del resto de nominadas a los Oscars, solo la puedo comparar con: GRAVITY, 12 AÑOS DE ESCLAVITUD y CAPITÁN PHILLIPS y para mi sin lugar a dudas es la mejor de las 4 y eso que Gravity tb tiene un halo mágico que hace que te metas en la película desde el minuto 1. Evidentemente, la gran favorita es LA GRAN ESTAFA AMERICANA y a falta de ver esta película y el resto de nominadas, apostaría por EL LOBO DE WALL STREET como gran triunfadora en la noche de los Oscars.
    Una vez hecha la crítica sobre la película y DiCaprio, señalar otro punto fuerte, muy fuerte diría yo: LA MAGNÍFICA interpretación de JONAH HILL. Hace un papel INCREÍBLEMENTE bueno !
    Parece ser que el Oscar a Mejor Actor Secundario ya tiene el nombre de JARED LETO por DALLAS BUYERS CLUB, pero el papel que hace aquí Jonah Hill es para quitarse el sombrero!

    • En primer lugar gracias por tu comentario y por leerte la crítica. Coincido contigo en lo de Leonardo… nunca ha sido uno de mis actores favoritos, pero sí es cierto que hay papeles suyos que merecen un Oscar (“DIAMANTE DE SANGRE”, por ejemplo), aunque la interpretación suya que más me ha gustado ha sido en “El lobo de Wall Street”, donde está simplemente soberbio y demuestra que es uno de los grandes.
      Junto a ella la otra nominada a mejor película que me ha encantado es GRAVITY, sobre todo por lo que ha supuesto en el mundo del cine. “12 años de esclavitud” la veo un poco sobrevalorada y “Capitán Phillips” me tira un poco para atrás porque no me seduce su temática, aunque la terminaré viendo, qué remedio….
      La Gran Estafa americana ha sido una grata sorpresa, en parte por su dinámica dirección y su portentosa banda sonora…reúne todos los temazos de la década de los 70 y es todo un homenaje a estos años, a pesar de que nos hablar de corrupción y saque todos los trapos sucios.
      Y comparto contigo también tu opinión sobre Jonah Hill…el auténtico descubrimiento de la película (junto a la rubia que hace de esposa de Dicaprio, que tampoco está nada mal.)
      Comentaremos los Oscar por Twitter y estamos en contacto! Un abrazo y gracias de nuevo! 🙂

  3. 5 nominaciones, pero nos atrevemos a NO recomendarla.
    Siento estar en contra de las nominaciones y de la película, pero a quien firma este texto, le pareció excesivamente larga, más bien biográfica, sin una trama atractiva para mantener la atención del espectador y poco interés en general.

    • Vaya!Es la primera crítica negativa que leo de la película. Yo, como habréis comprobado al leer la crítica, pienso todo lo contrario. Uno de los mejores trabajos de Scorsese que radiografía una sociedad enferma, ávida de poder. Uno de los mejores retratos de nuestro tiempo jamás filmados, vamos.

  4. “Un festín rabiosamente entretenido y gamberro”.
    Gracias Pablo por definir la película en una frase que yo no era capaz de decir. No me salía… Porque cuando salí de verla, me había “provocado” tanto que no sabía decir si me había gustado un 9 o un 6…Pero después de leer tu crítica y aclararme tanto…es como si la película me hubiese dejado K.O. ante tanto resplandor que no veía lo grande que es! un 10 absoluto! estoy totaaaaalmente de acuerdo contigo en TODO! Y qué bien lo hace DiCaprio y qué bien elegido para el papel

    • Gracias por tu comentario! Me alegro que te haya gustado la película y la crítica, sobre todo esa frase que apuntas! Es que creo que así es como mejor queda definida la película! jajaja Es cierto que hay que verla otra vez para asimilarla, porque es más rica de lo que parece a simple vista. Propongo verla juntos! 😉

  5. Llego aquí buscando comentarte “El Capital” y resulta que no la tienes, así que de paso te dejo esta nota en algo de similar talante. Desde luego que es buena película: buen papel de Di Caprio, como ni él se imaginaría seguramente, las escenas que muestran a una Margot Robbie en la cima de la sensualidad… Pero si en todo estuviese de acuerdo con tu crítica, ¿Que sentido tendría aparecer aquí? Comencemos con esa hipérbole en forma de desfile de drogas desde el minuto 1: Dudo mucho que realmente se den esos consumos “descarrilados” de droga entre directivos (¿no es acaso violencia?), pero realmente y como bien dices, es cine comercial, lo que buscaban los creadores y lo que han logrado con creces para lo machacado que está el tema de un tiempo a hoy.
    Intentando continuar con el hilo sin parecer el defensor del capitalismo, pienso que asistimos a una mera biografía, error generalizar pensando que todo lo englobado en en el mundo de los negocios, finanzas, mercados bursátiles, bancos… carece de ética a los niveles de nuestro protagonista, hay muchos engaños en nuestro día a día pero es sencillo vender mucho con un producto dirigido a una gran cantidad de victimas con verdugo común.
    Mi gota para colmar este vaso es sin duda la más importante, con tanto detalle de lujos y comodidades ¿cuánt@s no salen de ver una película así deseando llevar un estilo de vida parecido?

    Arma de doble filo a mi juicio, el ser humano es una criatura con amnesia, en dos años olvidaremos la crisis pero seguiremos viendo los reportajes de la vida de los ricos, viajes de ensueño…¿quien sabe? A lo mejor si gana La Roja el mundial olvidamos la crisis antes

    Que sepas que toda la parrafada no es mas que un excipiente para mostrarte mi descontento por no incluir todavía Acero Puro, y por cierto hoy he visto Big Fish… Argumento como los que me gustan, fuera de lo normal.

    Ah y por cierto me gusta tu entrada de tuiter, pero como no tengo…no te respondo por ahí. También soy fan de Mujica, mírate la entrevista que le hicieron en TV1: https://www.youtube.com/watch?v=aaLCZ14qwF4 si es que aún no la conocías, nos vendría bien uno así pero… dejemos las utopías. Algún día, todo lo que veis será fútbol.

    Sigue con tu proyecto, un besazo… Seguimos vivos eh!! (no lo esperabas…)

    • Me has dejado de piedra! La verdad es que no esperaba tu comentario! En realidad no sabía quién eras hasta que he visto tu mención a “Acero puro”…jajaja. Gracias por el comentario y por tomarte la molestia de leer la crítica.
      Tenemos que vernos y ponernos al día y te prometo que tengo “Acero puro” entre mis objetivos pendientes…no me odies por no haber hecho todavía la crítica!
      Pd: Interesante entrevista a Mujica, confieso que no conocía a fondo a este presidente, pero nos hacen falta muchos más así para que la situación cambie. Un fuerte abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s