Las brujas de Zugarramurdi

Disparatada, hiperbólica, gamberra, descarada, original, esperpéntica, desprejuiciada, tremendista, grotesca, excesiva, tenebrosa y excéntrica. La lista de adjetivos para definir a Las brujas de Zugarramurdi (Álex de la Iglesia, 2013) parece infinita, aunque, de tener que quedarme sólo con uno sería el de “inclasificable”. Termina la proyección y no puedo estar más desconcertado: ¿hemos asistido a un espectáculo de terror, a una comedia, a una apología fantástica, a un relato romántico encubierto o a una radiografía del mundo contemporáneo al más puro estilo De La Iglesia? Puede que, en el fondo, no haya sido más que un digestivo cóctel de todo ello. A partir de su potente arranque en ese fragmento ya emblemático del atraco en plena puerta del Sol, la que es una de las apuestas más ambiciosas del cineasta bilbaíno -no tanto por sus 5 millones de € de presupuesto, sino por su estimulante conglomerado de géneros-, nos va sumergiendo en una espiral de locura y orgasmo surrealista en el que es imposible anticiparte al rumbo de sus acontecimientos, tampoco a su desenlace. Álex de la Iglesia, para entendernos, hace lo que le da la gana en una película que renuncia al -inalcanzable- trasfondo de su obra mayor –Balada triste de trompeta (2010)-, al tiempo que recurre a la irreverencia de La Comunidad (2000) para deleitarnos con casi dos horas de puro entretenimiento, puro disfrute. 

mario-casas-y-hugo-silva-en-el-rodaje-de-las-brujas-de zugarramurdi

Undécimo largometraje del director, Las Brujas de Zugarramurdi da comienzo cuando un par de jóvenes atracadores -solventes Hugo Silva y Mario Casas, en el mejor papel de sus carreras- asaltan una tienda de “Compro Oro” en pleno centro de Madrid. Perseguidos por la policía -donde De La Iglesia se reafirma un experto para las escenas de acción en espacios abiertos- y por la novia de uno de ellos -Macarena Gómez-, los ladrones partirán rumbo a Francia. Sin embargo, tendrán la mala fortuna de sumergirse en una realidad bien distinta: la de los frondosos bosques de Navarra, donde habitan una horda de brujas que se alimentan de carne humana y que piensan manejarles a su antojo. Este aquelarre lo lideran las eficaces Terele Pávez -nadie puede pronunciar mejor la ya mítica frase de: “a mí no me dan miedo las brujas; a mí lo que me dan miedo son los hijos de puta”– y Carmen Maura, actrices fetiches del director, que vuelven a dar síntomas de su polivalencia en el oficio, haciendo gala de una gran madurez al aceptar un papel tan atípico como diferente a todo lo que habían hecho antes. Todos los actores -incluso los secundarios, entre los que destacan unos Carlos Areces y un Santiago Segura absolutamente desternillantes- se toman en serio sus papeles, están genialmente dirigidos y parecen mostrarse conscientes de que están haciendo algo grande. 

Como si de un lienzo expresionista se tratase, De La Iglesia succiona en esta película todas sus claves estilísticas, por lo que estamos ante uno de sus trabajos más personales. Y lo hace con agallas, a través de una vomitona de creatividad sin límites. Co-autor del guión junto al Jorge Guerricaechevarría, el director se las ingenia para no aburrir, ofreciendo al público un producto digno que parece confeccionado, simple y llanamente, para pasarlo bien, por mucho que subyugue el tema de la crisis económica, el de la guerra de sexos -donde las mujeres someten a los hombres sin piedad- u otras críticas sociales como la custodia compartida, experiencia autobiográfica de un director separado y padre de dos niñas. El apartado técnico de un film que dilapida cualquier sentido de la lógica y que remite tanto a los comienzos más disparatados de su autor y también a cintas de culto como Posesión infernal (Sam Raimi, 1981) o La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968) es abrumador: desde su potente nivel de producción hasta la fotograría de Kiko de la Rica, que dota al proyecto de cierta estética de cómic sucio y underground, pasando por su caracterización de sus actores, realmente conseguida. Quizá lo único que se le pueda reprochar a la película sea que, en sus últimos veinte minutos -a partir de la irrupción del monstruo- se consume en sus propios excesos, pero es un mal menor para un film dedicado al fundador de la emblemática librería y editorial Ocho Y Medio de Madrid: Jesús Robles.

las-brujas-de-zugarramurdi-foto-14

Co-producción de Francia y España, Las brujas de Zugarramurdi se presentó en el Festival de San Sebastián fuera de concurso, donde obtuvo excelentes críticas. Estrenada en medio de una potente campaña de marketing, en su primer fin de semana en la taquilla española se encaramó hasta el primer puesto, con casi 1,5 millones de € recaudados. Un triunfo merecido para una original, jocosa y envolvente epopeya que demuestra que el cine español aún tiene mucho que contar; un festín sin igual altamente honesto con el espectador que el tiempo, sin duda, será el encargado de poner en su sitio.

Anuncios

6 pensamientos en “Las brujas de Zugarramurdi

    • Coincido totalmente contigo! El nivel de producción remite por momento incluso a “Lo imposible”, y mira que el presupuesto de Las brujas es muchísimo menor. Me ha sorprendido para bien la película, superó mis expectativas y, como bien dices, Mario Casas está fantástico. No sólo lo entendí, sino que FLIPÉ con su actuación. Quién me lo iba a decir hace algunos años!

  1. Buenas, enhorabuena por el blog, me han encantado la mayoría de las críticas y la selección de películas. Antes de salir ( por supuesto para volver) tenia la inmensa curiosidad del post dedicado a esta reciente película que supuso tirar por las alcantarillas unos 8e de mi bolsillo…
    sobrevalorada, aburrida como ninguna, humor convencional, predecible y lo peor de todo, un guión y una producción paupérrimas. mi pregunta: ¿Cómo puede ser que una película tan bien interpretada pueda ser tan aburrida? sólo he leído buenas críticas de esta película.. y me sorprende mucho! no sé si por no querer devaluar un producto nacional o porque todas han sido compradas.. y mira que me encanta el cine de humor español. sólo quería dejar este comentario para alertar a los futuribles y ahorrarles 2 horas de sufrimiento en una butaca.. un apunte final: soy yo o Alex de la iglesia quiere parecerse a Tarantino? me parece una burla dantesca al brillante director.
    Mi más sincera opinión sin ánimo de menospreciar a la gente que le gusto.

    • En primer lugar gracias por tus felicitaciones, un placer encontrar lectores como tú.
      Respecto a tu opinión de la película es muy respetable, de hecho conozco gente que piensa así, pero no la comparto. Es lo que tiene el cine: mientras a unos una película les parece entretenida, a otros soporífera. ¿Quién lleva razón? Ninguno: cada uno tiene sus propias razones y mientras sepan argumentarlo, perfecto. Quizá cuando la viste te pilló en un mal día, intenta a verla de nuevo, quizá cambies de opinión! jaja
      Gracias una vez más por tu comentario y espero que sea el primero de una larga lista! Un abrazo Bernat! 🙂

  2. LA vi ayer y, la verdad, me gustó más de lo que pensaba. Ya había oído hablar de ella pero no me llamaba la atención y creo que entre las películas candidatas para ver ayer fue una buena elección. Me reí mucho aunque creo que es demasiado larga… Y, como al del otro comentario, en ocasiones me pareció estar asistiendo a una imitación de Tarantino.

    La que si que tengo ganas de que estrenen es la ultima de Leonardo DiCaprio.

    Un abrazo, Pablo!

    • Gracias por tu comentario Sonia! Estoy de acuerdo en lo que comentas de Tarantino, se nota que ha sido un referente de Álex de la Iglesia. Al igual que tú me gustó más de lo esperado, aunque a mí no se me hizo larga. Sí es que es verdad que su tramo final es un poco excesivo en todos los aspectos, pero en general me entretuvo. Creo que es cine comercial puro y duro que es lo que hace falta ahora mismo en España para llevar a gente a las salas. ¡Tú sí que sabes aprovechar la fiesta del cine! jajaj
      La nueva de DiCaprio tiene buena pinta, como todo lo que hace Scorsese! Ya la comentaré por aquí (si me gusta, claro, que tiene todas las papeletas)
      Un beso Sonia y gracias again por tu comentario y leerte el tochazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s