El exótico Hotel Marigold

“Al final todo saldrá bien y, si no sale bien, es que no es el final”. Esta recurrente idea que tanto se empeña en subrayar El exótico Hotel Marigold (John Madden, 2011), es la que mejor resume el espíritu y la filosofía de una película trufada de buenas intenciones. Adaptación de la novela “These foolish things”, de Deborah Moggach, estamos ante una cinta que irradia el siempre sofisticado y agrdable aroma de las comedias inglesas de toda la vida, aquellas en las que la serenidad de las miradas, el valor de las buenas conversaciones y, en definitiva, el alma de los personajes tienen más peso a ojos del director que el hecho de ofrecer una potente historia. Y El exótico Hotel Marigold no es una excepción: el prestigioso reparto encabezado por consagradas estrellas británicas, como Maggie Smith o Judi Dench -que vuelven a trabajar juntas tras La última primavera (Charles Dance, 2004) y Una habitación con vistas (James Ivory, 1985)-, otorgan toda la profundidad que les es posible a una película, en efecto, previsible desde el minuto uno y lastrada por el excesivo carácter coral de la trama. 

Este relato en el que un grupo de 7 jubilados -genialmente presentados en los primeros 15 minutos- emprenden un viaje hacia la India con el fin de escapar de las frustraciones, miedos y monotonía en la que se habían anclado sus vidas, queda perjudicado por la discutida postura del director de otorgar a cada una de las historias paralelas casi idéntico peso, por lo que, al final, no se indaga en ninguna de ellas lo suficiente y no gozan del peso necesario para que se logre la conexión con el espectador. No obstante, este hecho no quita con que estemos ante un film honesto que en todo momento da exactamente lo que promete; sí, puede que al argumento le falte trasfondo y sobren algunos personajes -la historia de amor del dueño del hotel parece metida con calzador-, pero no deja de ser una saludable experiencia para los que aún confíen en un tipo de cine reposado sostenido por unas brillantes líneas de guión en forma de citas para enmarcar. 

Sin ponerse no más trascendental que lo estrictamente necesarioy conjugando hábilmente el cine más comercial con el más intimista, El exótico Hotel Marigold se le nota filmada para agradar a todo tipo de público -a pesar de haya todavía quien piense que el único público potencial de una cinta protagonizada íntegramente por actores mayores de 60 años sean los jubilados-gracias al carácter extraordinariamente universal de estas moralejas. Aquí se habla de la búsqueda constante de los alicientes suficientes en nuestras vidas que nos motiven a afrontar con más energía el futuro; de los beneficios que provoca el choque cultural; del valor de la amistad o de la capacidad de saber adaptarse a lo desconocido y de asumir riesgos. Por tanto, y dado que la propia película se sabe que no pasará a la historia -más allá de haber reunido en un mismo metraje semejante plantel de actores-, El exótico Hotel Marigold hay que disfrutarla desde una perspectiva sociológica, acentuada con cada intervención de la voz en off del personaje de Judi Dench, así como un agradable pasatiempo -a pesar de la agridulce y destacable historia protagonizada por Tom Wilkinson- para esas tardes de domingo al calor de una chimenea.  

Otro valor a destacar de la cinta es su atmósfera, su facilidad a la hora de sumergirnos en las entrañas de ese cóctel de sabores, texturas y olores de la India de manera casi inmediata, gracias al buen oficio de un director que pincela una estampa del país repleta de contrastes, de matices, sacando el máximo partido a cada rincón; un país en el que un grupo de personajes que deberán aprender a convivir y, lo más importante de todos, a descubrirse a sí mismos. Sí, a buen seguro que el director no indaga lo suficiente en los pliegues interiores de este irregular conjunto de roles, pero de igual manera nos creemos que salgan de esta especie de retiro espiritual reforzados, alimentados por esa firmeza que sea las que les permita afrontar el futuro con ilusión. Y es que, en el fondo, El exótico Hotel Marigold, no es más que una historia de supervivencia. 

Aunque se sabe una película que no pasará a la historia.

Anuncios

2 pensamientos en “El exótico Hotel Marigold

  1. No me terminó de convencer esta película. Efectivamente, la vi tontorrona y superficial incluso. Buena puesta en escena y muy buenos actores pero si se quiere hacer una película con un óbíce de profundidad y trascendencia tienes que arriesgar un poquito más.

    • Comparto tu opinión! Yo tenía grandes esperanzas puesta en ella, porque me gustan las películas de corte independiente y, además, el reparto es uno de los más espectaculares que recuerdo. Pero la historia está descafeinada, la falta garra y no termina de encontrar su sitio…un claro ejemplo de cómo se puede desaprovechar un buen reparto por un guión poco trabajado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s