Nada en la nevera

Dentro de ese boom de comedias románticas españolas que azotaron la cartelera en la década de los 90, con Cha-cha-cha (Antonio del Real, 1998) o Amo tu cama rica (Emilio Martínez-Lázaro, 1991) como dos de los máximos exponentes, Nada en la nevera (Álvaro Fernández Armero, 1998) volvió a suponer otro nuevo soplo de aire fresco a nuestra industria. Protagonizada por María Esteve, una de nuestras actrices más dotadas para la comedia y que nunca entenderé que hayan sido tan pocos los directos interesados en explotar su vis cómica -que, además de en este film, demostró también su talento en El otro lado de la cama (Emilio Martínez-Lázaro, 2002) y su secuela Los dos lados de la cama (2005)-, Nada en la nevera es una comedia que radiografía a esa porción de juventud que ronda los 30 años que busca establecerse sentimentalmente en la vida para poder escapar de la rutina, de la soledad. Es lo que le sucede al personaje encarnado por Esteve, Carlota, una conductora de ambulancias que sueña con encontrar al amor de su vida; por eso, cuando conoce a Número 1 (Coque Malla) no tardará en obsesionarse de él. 

Uno de los aspectos que más llama la atención del largometraje de Armero -consagrado a raiz de ganar el Goya por el cortometraje El Columpio (1992)- es, además de habernos regalado una de las parejas con más química y más entrañables del cine español reciente, una cierta estética de cómic, potenciada por el ambiente abiertamente colorista, brillante y desenfadado del film. De hecho, no es casual que el protagonista, un Coque Malla ensombrecido por el carisma de su compañera, sea ilustrador de cómics de profesión o que, incluso, haya referencias tan explícitas a esta característica de la película como una de las afirmaciones de Carlota: “el cómic es la forma moderna del arte”, sentencia en una película que bien podría entenderse como una sucesión de viñetas, ágiles y dinámicas, que parece no tomarse nunca en serio a sí misma cuando, precisamente, la problemática que aborda está más sensatamente tratada que muchos otras producciones similares. Incluso en los temas secundarios, como la homosexualidad femenina -que en la década de los 90 no estaba muy explotada en nuestro cine- la película también supuso un punto de inflexión.

Brillantemente escrita, Nada en la nevera retrató en clave de comedia la incesante búsqueda del amor de una juventud en una segunda edad del pavo, regalándonos antológicos golpes de humor -la escena del parque de atracciones o esa María Esteve gritando en la puerta de una pizzería- que ya forman parte del recuerdo colectivo. Quizá su punto de partida no sea un prodigio de imaginación, o que en ocasiones pueda ser acusada de absurda pero, sinceramente, ¿alguno de los espectadores no se ha identificado en algún momento con algunos de sus protagonistas o con alguno de su gran galería de secundarios -en especial la notable Itziar Miranda, consagrada más tarde en la histórica serie de televisión española Amar en tiempos revueltos?; ¿Acaso, en ocasiones, no hay nadie más absurdo que nosotros mismos? Incluso las escenas calificadas como ridículas por algunos están perfectamente premeditadas por el equipo creativo de la película, llegándome incluso a recordar a Mujeres Alteradas-creación de la ilustradora argentina Maitena Burundarena- un icono del humor ilustrado en más de 30 países centrado, principalmente, en los problemas que vive la mujer moderna. Carlota es, en este sentido, nuestra Maitena particular.

Sin pretensiones y presumiendo de una correcta duración -apenas 90 minutos-, otro aspecto a destacar de Nada en la nevera es una muy correcta selección musical a cargo de Manuel Villalta, y un repertorio de canciones muy en la línea noventera del film, como Número uno, de Tequila. Todo ello dan como resultado un cóctel transgresor y altamente digestivo que provocará las risas hasta en todo tipo de espectadores. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s