Reservoir Dogs

La primera vez que vi Reservoir Dogs (Quentin Tarantino, 1992) jamás imaginé que esa película, cuyo inicio era un grupo de ocho hombres trajeados en una cafetería debatiendo el sentido de Like a Virgin de Madonna, pudiese desembocar en el reguero de sangre en el que poco a poco se va convirtiendo. Claro, que por entonces poco conocía acerca del cineasta estadounidense, uno de los más controvertidos directores (tan amado como detestado) de todos los tiempos. Reservoir Dogs, ganadora de Mejor Guión y Mejor Director en el Festival de Sitges del 92, fue la primera película que vi de él y, por encima de todas las cosas, me resultó impactante la forma de contar la historia del atraco a una empresa… sin mostrar el atraco en sí en ningún momento. Un delito frustrado debido a que en este grupo de atracadores, asesinos, de perros cajeros en definitiva, se esconde un topo. La pregunta del millón es: ¿quién es?

Tarantino consiguió una doble hazaña con su ópera prima: por un lado, se dió a conocer en medio mundo (demostrando su brillantez como director, guionista y, además, actor) y, por otro, rodó un tiempo récord, apenas un mes, una de las películas más baratas y brillantes de la época.  Logros que además le permitieron vender a dos distribuidoras dos guiones que había escrito antes de esta película: Amor a Quemarropa (Tony Scott, 1992) y Asesinos Natos (Oliver Stone, 1993). De un día para otro, todo el mundo hablaba de un director que, si bien no introdujo ningún elemento nuevo, sí que jugó con todos los recursos existentes en cine para crear su propia atmósfera, su propio sello. En este sentido destaca su predilección por huir de las estructuras narrativas convencionales, jugando permanentemente con el espectador mediante saltos temporales, o esos largos planos sostenidos por una cámara en permanente tensión (muchas veces plano secuencia) con el fin de dar mayor credibilidad a la acción.

Ya desde el principio, en la brillante forma en la que están presentados los personajes en los apenas ocho minutos del prólogo (el tipo duro, el líder, el inconformista que se niega a vestirse como los demás…) mientras hablan de los temas más banales que uno puede imaginar, queda patente que la película es un prodigio a nivel narrativo. A continuación, estas almas descarriadas salen de la cafetería, empiezan a caminar a cámara lenta con la canción Little Green Bag de George Baker como telón de fondo…  dando lugar a uno de los mejores títulos de crédito jamás vistos en cine. Todos los personajes van perfectamente caracterizados (esas gafas de sol y esos trajes de chaqueta negros), protagonizando varios de los fotogramas tan emblemáticos como imitados en posteriores películas.

Pero aquí se acaban las concesiones a ese espectador sensible: tras los títulos de crédito empieza ese chorreo incesante de sangre que no se detendrá en toda la película. Reservoir Dogs además sorprende por sus giros inesperados de guión (nunca sabes realmente quién está muerto y quién no) además de la pregunta incesante que corroe a un espectador que trata de averiguar como el más sutil de los detectives quién de ellos será el soplón, el que ha traicionado al grupo llamando a la policía.

Todo el reparto está genial en sus papeles (Tim Roth, Harvey Keitel, Chris Penn…), aunque me gustaría destacar el genial trabajo de Michael Madsen, dando vida al señor Rubio. Difícil olvidar su primera gran aparición, en ese destartalado almacén donde se reúne toda la banda, apoyado sobre una columna y sorbiendo un batido con una pajita. Una inofensiva imagen sobre la que se esconde un tipo sanguinario y uno de los que cometen las mayores atrocidades de la película. La mítica escena del amputamiento de oreja, sin ir más lejos, está protagonizada por él. Un corte de navaja que además de decidir no mostrar de forma explícita (lo que no quita con que sea igual de desagradable) ejemplifica otro de los recursos audiovisuales de Tarantino al frente de la dirección: el gran peso que tiene en sus película el fuera de campo. Es decir, en ocasiones tiene más peso narrativo lo que no se ve en el encuadre, que lo que sí se ve (esas sirenas de la policía que oímos antes del apoteósico final, tan abierto como contundente, son otro ejemplo); una técnica que ya exploró en su momento Alfred Hitchcock en películas como Psicosis. 

“- ¡Ese hijo de puta me ha desfigurado la cara!
– ¡Jódete! ¡Yo me estoy muriendo! ¡Me estoy muriendo!”

Además de su recurrente uso de palabras malsonantes y tacos de todo tipo (un tanto excesivos, eso sí) como bien ejemplifica esta conversación entre dos miembros de la banda, la banda sonora es otro de los elementos que se erigen ya desde esta ópera prima como algo imprescindible en el cine de Tarantino a la hora de dotar a sus historias de una atmósfera determinada; canciones como Hooked on a feeling, de Blue Swede o el antes mencionado Little Green Bag dan buena muestra de ello. Unos temas musicales que ya forman parte de la cultura popular. Aunque la pregunta que todos los amantes del buen cine deberíamos plantearnos es: ¿realmente hay algo en esta película que no lo sea?  La pregunta, amigos, es tan obvia que no necesita respuesta.

Anuncios

8 pensamientos en “Reservoir Dogs

  1. Lookin’ back on the track for a little green bag,Got to find just the kind or I’m losin’ my mind . Lookin’ for some happiness.But there is only loneliness to find.Jump to the left, turn to the right
    Lookin’ upstairs, lookin’ behind, yeah!♪♫. Con esas notas de bajo al fondo. Sobre la película, para mí perfecta. Muy maltratado por la academia de Hollywood. Reivindico un premio Oscar al mejor director para él. Reservoir Dogs, Pulp Fiction, Malditos Bastardos. Lo mejor de todo es que hace algo imposible, que en una película de nazis pegue la música del oeste. CHAPOOOOOOO), Pablo me lo estás pegango.Si es que como tira Tarantino ¡¡¡¡¡¡TARANTINO, THE BEST!!!!!!!!

    • como vives la película!!! desde luego que es clásico donde los haya, y piensa que da igual que a estas alturas de la película (y nunca mejor dicho) da igual que Tarantino tenga un oscar, veinte o ninguno… es un GRANDE. ¡¡Tengo pendiente la de MALDITOS BASTARDOS!! si la tienes me la tienes que dejar pleasee!! Me han hablado genial de esta película y no solo tuu! =)

  2. Pablo eso no se cuestiona.XD Soy TARANTINIANO hasta la médula, y encima tengo la edición friki con el libro de fotos y el comic. Parece más un libro que un dvd.

  3. Genial tu crítica!!Me ha encantado!!Buen análisis de una de las mejores películas de Tarantino!¿Pero cuál no lo es?Coincido contigo en ese comienzo bestial,con ese temazo.Precisamente,Tarantino fue el protagonista de mi primera entrada en el blog,para mí es el maestro,es el experto en encajar música con escena.¿Y qué decir del reparto?Te recomiendo 100% “Malditos bastardos” con unos Christoph Waltz y Brad Pitt geniales,soberbios y como no,una banda sonora sensacional!!
    PD:Se nota que soy muy fan del estilo Tarantino?jeje

    • Me alegro que te guste! Si te digo la verdad fue una de las primeras críticas que escribí, al mes de abrir el blog más o menos. Ahora estoy seguro que la hubiera hecho mejor, por la experiencia que te da escribir una crítica todos los días.
      Se nota que eres muy fan de Tarantino! De él también he analizado Death Proof, pero me queda el resto de su filmografía. Estate atenta al blog porque dentro de poco hablaré del resto de sus películas.
      Gracias por leerme y por el comentario! Un abrazo! 🙂

      • De nada, Death Proof es mítica, tiene varias escenas muy buenas.Sí,jejeje, soy muy fan, me encanta esa especialidad que tiene en rescatar grandes clásicos de la música e incluirlos en sus películas.
        Te recomiendo este enlace, es un vídeo de Youtube con un reportaje hecho por el canal TCM que hacen un recorrido sobre su biografía y cómo ha llegado a ser el gran director que es.

        Te sigo, y estaré atenta a esas críticas!Un abrazo 🙂

  4. Genial tu crítica!!Me ha encantado!!Buen análisis de una de las mejores películas de Tarantino!¿Pero cuál no lo es?Coincido contigo en ese comienzo bestial,con ese temazo.Precisamente,Tarantino fue el protagonista de mi primera entrada en el blog,para mí es el maestro,es el experto en encajar música con escena.¿Y qué decir del reparto?Te recomiendo 100% “Malditos bastardos” con unos Christoph Waltz y Brad Pitt geniales,soberbios y como no,una banda sonora sensacional!!
    PD:Se nota que soy muy fan del estilo Tarantino?jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s